Mejor cámara de 360 grados a un precio asequible en 2018

Después del análisis de estos modelos, similares en precio, la conclusión es que la favorita sería la Samsung Gear 360. Por su excelente calidad de imagen y de vídeo para el precio que estamos manejando. Y por un software que la hace compatible con cualquier dispositivo, lo que supone un paso muy importante con respecto a su modelo anterior.

Pero si de lo que hablamos es de alguien que quiere utilizar la cámara para grabaciones deportivas, nuestra favorita sería la 4K 360Fly. Habría que hacer un esfuerzo económico añadido, pero tanto por el resultado final de las imágenes y los vídeos en esas condiciones, como por la durabilidad que podemos conseguir con ello, creemos que merece la pena el sobrecoste.

Si quieres comprar una cámara de 360º, aquí tienes una comparativa entre las mejores… con un precio asequible.

Una vez pasado el verano, y tras descubrir que fuera del trabajo la vida se disfruta a todo lo ancho, y no sólo lo que vemos de frente… es un buen momento para plantearse hacer unos vídeos y unas fotos más envolventes y más reales. Y la garantía para conseguirlo son las cámaras de 360 grados.

Tanto para inmortalizar un paisaje inolvidable desde una perspectiva elevada, como si nos hemos lanzado a la práctica de un deporte extremo, una cámara de 360º nos dará una visión mucho más real de la vida. Y enseñarla tal y como es.

Mejores cámaras de 360 grados de 2018

Cámara Pros Cons Precio
Samsung Gear 360 Grabación en 4K. Transmisión en streaming. Es ligera y compacta. Diseño es poco innovador. Requiere accesorios propios. Ver precios
Ricoh Theta SC Mayor capacidad de almacenamiento interno. Streaming desde la cámara. Puertos USB y HDMI. Autonomía de la batería. Calidad de la imagen. Ver precios
LG 360 Cam El precio. El sonido es genial. Almacenamiento interno. Mejora de calidad. Ver precios
360Fly 4K Capta video en 4K. Resistencia al polvo y agua. No cuenta con conectividad inalámbrica Ver precios
Nikon KeyMission 360 Sumergible hasta 30 metros. Calidad vídeo HD 4K. No es fácil de usar. El precio. Ver precios
Kodak Explorador SP360 4K Resistente a salpicaduras. Calidad 4K Ultra HD a 30 fps Precio. No es sumergible. Ver precios

¿Qué tener en cuenta a la hora de comprar una cámara de 360 grados?

Ahora, para elegir bien la cámara que queremos comprar, ¿Qué debemos tener en cuenta?

Lo primero, como en cualquier cámara, será la lente o las lentes. Es siempre la parte más importante. Pero no te dejes llevar por la cantidad de ellas porque el número no es decisivo. Aunque lo normal es que una cámara de 360º tenga por lo menos dos lentes. Y la verdad es que no necesita más.

Lo siguiente que debemos mirar, como en cualquier cámara, serán las especificaciones estándar sobre diafragma, obturador y el rango ISO. También es fundamental ver el hardware interno. Y la calidad dependerá directamente del número de píxeles. Cuantos más tenga, mayor será la calidad de la imagen.

Otra cuestión importante son los fotogramas por segundo (fps). Por aquello de que la imagen fluya, en vez de arrastrarse con parones. Pero cuidado, porque tienen que estar en consonancia con el resto de características. Porque podemos encontrar una que grabe a 15 fotogramas por segundo, y sin embargo sea lenta porque las otras condiciones no pueden con esa calidad.

Otro tema a analizar es la capacidad de almacenamiento interno de la cámara, que es lo que nos va a indicar cuantas fotos o vídeos podemos guardar. Sin olvidar que la capacidad depende también de la calidad de la imagen, ya que a una resolución más alta ocupa más y la memoria se puede acabar antes. Así que en este apartado bueno sería asegurarse de que la cámara tiene ranura para incorporar una tarjeta de memoria SD. La mayoría la tienen.

También para una cámara de 360º resultan especialmente importantes el peso y el tamaño. Es un tipo de cámara a la que solemos dar mucho uso a la vez que hacemos otras actividades. No parece la típica cámara para hacer primeros planos en el salón de casa y sobre un trípode, aunque cada uno hace lo que le plazca.

Pero si vas a llevarla al campo, a la montaña, a las excursiones… asegúrate de que la puedes sostener sin problemas con una sola mano, y durante un buen rato. Aunque la mayoría ya vienen así pensadas y acostumbran a ser ligeras y compactas.

También, y por la misma razón de su uso en exteriores, deberías mirar si es resistente al agua y si está preparada para aguantar golpes.

Lo último que habrías de tener en cuenta a la hora de elegir el modelo es la batería. Mejor si la tienen intercambiable y puedes sustituir una por otra sin necesidad de andar sacando los cables.

Dicho todo esto, y para asesorarte a la hora de la compra, te presentamos las siguientes cámaras de 360º teniendo en cuenta una serie de criterios como son la forma en que se van a utilizar, si requieren más aplicaciones o software a utilizar, qué características cuentan (como el vídeo 4K), así como la duración de la vida de la batería que sin duda es un valor, pero también supone precio.

Todas ellas han sido probadas tanto en paisajes abiertos como en el entorno urbano de una gran ciudad.

Comparativa de las mejores cámaras 360º

Samsung Gear 360 (unos 200 euros)

Esta cámara fue lanzada junto con el Galaxy S8 a principios de este año. Tiene doble lente y supone una importante mejora sobre el modelo 360º anterior de Samsung.

Graba vídeo en 4K Ultra HD y a 24fps. Las imágenes fijas se ven muy bien, y las costuras son sólo mínimamente visibles, si bien todavía dejan algunos puntos ciegos.

Tiene cinco modos diferentes de disparo: imágenes fijas, vídeo, tiempo-lapsos, looping videos y panorámicas. La aplicación es fácil de usar, y la cámara está disponible para Android y iOS (el último que faltaba anteriormente).

La Samsung Gear 360 tiene una forma oblonga actualizada, es agradable al tacto y no hace necesario tener un monopie. También incorpora una ranura microSD que permite hasta 256 GB, y la duración de la batería aguanta unas dos horas. También puede ser un problemilla la pequeña pantalla, pero uno se acostumbra rápido.

Ver precios


Ricoh Theta SC (unos 200 euros)

Se trata de la versión ligeramente simplificada de una cámara que ya de por sí resultaba fácil y cómoda de usar.

Ahora la nueva 360 de Ricoh, la Theta SC, es una cámara de doble lente muy similar a su predecesora, con la principal y muy importante diferencia de que no tiene ranura microSD para memoria adicional, y su memoria interna se limita a 8 GB.

Es cierto que resulta más barata que el modelo S, pero lo malo es que realmente da la sensación de ser más barata. Aunque no todo es más flojo. La resolución de 14 megapíxeles es fuerte, y aunque no dispara en 4K, todavía capta los colores vivos, la costura es impresionante y el video se graba a 30 fps.

Además, la Ricoh Theta SC permite tomar fotografías o video o imágenes fijas simplemente con pulsar un solo botón, y luego compartir en las redes sociales gracias a que aporta conectividad Wi-Fi.

También puede controlar la cámara a través de la aplicación de la Theta, y está disponible en iOS y Android. Viene en cuatro colores diferentes y, en general, esta es una gran cámara… para ser la primera.

Ver precios


LG 360 Cam (unos 160 euros)

Otra cámara de 360º muy fácil de usar. Es una alternativa más barata a lo que habitualmente ofrece LG, si bien estaría más pensada para utilizar con un teléfono LG, donde corre perfectamente. Aunque también se puede utilizar con un iPhone, por ejemplo.

Esta cámara tiene dos lentes, por lo que el efecto de la costura no es muy notable. Y es capaz de sacar unas imágenes fijas muy nítidas gracias a sus 13 megapíxeles.

Funciona bien en 2K, y dispara 30fps. Además el diseño del mango la hace muy fácil de sujetar, y los botones sobre la propia cámara permiten obtener una vista previa así como facilitan los tiros de revisión y vídeos.

La LG 360 Cam es compatible con YouTube y Google Street View, y tiene conectividad Wi-Fi. La batería que probamos nos dio alrededor de 90 minutos de duración, lo que es muy aceptable teniendo en cuenta su precio.

No es una cámara capaz de competir con las 4K, pero es ideal para un novato con no demasiado presupuesto.

Ver precios


360Fly 4K (unos 650 euros)

Ya hemos comentado al principio que conseguir una buena imagen en 360º requiere al menos dos lentes. Pero esta compañía, una de las pioneras en este tipo de cámaras, aguanta en esta versión con una sola lente y la calidad de imagen es más que aceptable.

El diseño de la 360Fly 4K tiene más en común con el de una pelota de golf que con el de una cámara, aunque eso no es necesariamente una mala cosa. Porque su diseño curvilíneo en forma de esfera, con una mezcla de triángulos ligeramente sobresalientes le dan a la cámara una textura que facilita el agarre, a la vez que le confiere una calidad estética a una cámara que en sí misma es muy simple.

Lo más importante para su uso en aventuras es que está fabricada a prueba de polvo, a prueba de golpes, y hasta es resistente al agua, aunque no impermeable, que no son la misma cosa. Pero cuenta con un acelerómetro, una brújula electrónica, su propio GPS (ideal para geo-etiquetado de imágenes) y un giroscopio para proporcionar estabilidad adicional, que la necesita por su forma.

Es una cámara interesante y con cualidades indudables, sobre todo para usos concretos. Por ejemplo, para captar deportes de aventura es muy ligera. Su peso se limita a 170 gramos, lo que la hace muy fácil de llevar, y su tamaño es lo suficientemente pequeño como para montar en una variedad de diferentes escenarios.

Graba vídeo en 4K Ultra HD a 30 fps, y con la misma calidad de las imágenes fijas, aunque el campo de visión se limita a 240º, lo que hace que existan pequeños puntos ciegos. Y en cuanto a la conectividad, tiene Wifi y Bluetooth, por lo que puede compartir sus vídeos con mucha facilidad. Y su memoria interna es de 64 GB.

Ver precios


Nikon KeyMission 360
(unos 400 euros)

Toda una cámara pensada para grabar vídeos de acción. Es bastante ligera, con un peso de 198 gramos, sumergible hasta 30 metros de profundidad y realmente resistente a los golpes y al frío.

Graba vídeo en HD 4K a 24 fps, y en casi todas las pruebas sale como una de las cámaras con mejor calidad de imagen de las de su rango. Lo malo es que deja marcas de costura pese a tener una doble lente.

No tiene memoria interna, que sustituye por una ranura para una tarjeta micro SD, y su batería suele durar como máximo una hora, si bien este modelo tiene baterías intercambiables para poder alargar los tiempos de grabación.

Para los primerizos no es la cámara más sencilla de utilizar, porque no es precisamente intuitiva. Tiene un solo botón para realizar gran cantidad de funciones, y eso hace que necesitemos tiempo para familiarizarnos con ella.

La Nikon-keyMission 360 tiene dos aplicaciones disponibles que le permiten revisar fácilmente los vídeos grabados, disparar de forma remota e incluso cambiar la configuración. También se pueden compartir on-line.

Ver precios


Kodak Explorador SP360 4K (unos 300 euros)

Es ya la segunda generación de la Kodak Pixpro 360, y presenta mejoras importantes sobre su predecesora. Es una cámara situada a medio camino entre la grabación deportiva y de aventura, y la más tranquila grabación urbana.

Graba en 4K Ultra HD a 30 fps, y tiene una sola lente, que alcanza realmente los 235 grados, al estilo de lo que ya les contamos en la 360Fly. No es la mejor garantía para conseguir la mejor imagen, pero su ventaja es que al tener una sola lente no hay que preocuparse por las costuras.

Tiene también conexión USB, lo que le permitirá transferir archivos sin necesidad de tener una conexión wi-fi, lo que puede ser de gran utilidad cuando estamos en plena aventura, apartados del mundanal ruido y de los lugares llenos de tecnología y conectividad.

No es sumergible y su resistencia al agua se limita casi exclusivamente a poder convivir con algunas salpicaduras. Pero lo que sí es realmente valorable es su resistencia a los golpes. Aguanta caídas de hasta dos metros.

La Kodak Explorador SP360 4k presenta muchos paquetes diferentes y accesorios disponibles, como una bolsa de deporte estanca para poder llevar por el agua, o un monopie, aunque ninguno de los dos va incluido en el precio.
La aplicación, disponible en iOS o Android, es buena pero no demasiado intuitiva.

Ver precios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *